Expertos comparten experiencias para mejor integración de migrantes en mercados laborales

Expertos internacionales en migración participarán en un evento organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que busca mejorar la capacidad de los servicios públicos de empleo de América Latina para gestionar la creciente llegada de migrantes laborales procedentes de otros países de la región.

Los movimientos migratorios dentro de América Latina han aumentado dramáticamente en los últimos tres años y las proyecciones indican que este ritmo continuará, lo que ha convertido a la migración regional en uno de los grandes desafíos para el desarrollo de la región.

Según datos de ACNUR y OIM , en diciembre de 2018, más de 2,4 millones de venezolanos residían en otro país de América Latina y el Caribe y las proyecciones indican que la cifra total de migrantes venezolanos podría alcanzar 5,4 millones en diciembre de 2019. Igualmente, destacan los flujos migratorios desde Haití, el aumento súbito de migrantes nicaragüenses en Costa Rica y el mayor flujo de migrantes desde el Triángulo Norte (conformado por Guatemala, Honduras y El Salvador) hacia América del Norte, tanto hacia Estados Unidos como, de manera creciente, hacia México.

Los flujos migratorios, en particular los que evolucionan rápidamente, pueden tener algunos impactos desproporcionados en ciertas regiones y municipios de los países receptores. Sin embargo, la presencia de migrantes también tiene el potencial de convertirse en una palanca de desarrollo y de generar efectos positivos en la economía.

“Los países de nuestra región necesitan crear políticas que aseguren que los migrantes puedan diversificar y complementar con sus competencias y destrezas el mercado laboral del país receptor, así como contribuir a la recaudación de impuestos y a la seguridad social e integrarse exitosamente a la sociedad” señaló Marcelo Cabrol , gerente del sector social del BID. “Esperamos que las experiencias de países como Alemania y Suecia en la integración de millones de migrantes y refugiados sirvan para mejorar la forma en la que los servicios públicos de empleo latinoamericanos facilitan la integración de migrantes laborales. El papel de estos servicios será clave para gestionar estos flujos migratorios crecientes y para promover tanto la creación de oportunidades para los migrantes como los beneficios para los países receptores” añadió Cabrol.

Los servicios públicos de empleo latinoamericanos están llamados a ejercer un rol clave como gestores de la migración laboral internacional. La experiencia de los países desarrollados ha demostrado su importancia antes, durante y después del proceso de movilidad, mediante la generación de instrumentos de ayuda tanto para los migrantes como para los empleadores. Estos servicios son claves a la hora de promover un flujo adecuado, legal y seguro de trabajadores entre países, ya que permiten generar información y orientación sobre el mercado laboral para los recién llegados. Además, tienen la capacidad de ofrecer servicios de desarrollo, certificación y acreditación de habilidades para mejorar la integración de migrantes en el mercado laboral, así como involucrar a los empleadores a lo largo del proceso para conectar la oferta laboral con los demandantes de empleo.

El evento Los servicios públicos de empleo y la gestión de la migración laboral internacional en América Latina tiene lugar el día 5 de febrero en Bogotá.

Acerca del BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.