Gobernación respalda a productores de limón que requieren atención por enfermedad del dragón amarillo

Citricultores del Atlántico participaron en una mesa de trabajo convocada por la Secretaría de Desarrollo Económico del Departamento, para dar a conocer a representantes de la Contraloría y Procuraduría la situación que afrontan los productores por la enfermedad HLB, conocida como ‘dragón amarillo’.

El secretario de Desarrollo Económico de la Gobernación, Anatolio Santos, explicó que el Ministerio de Agricultura, a través del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), debe ejecutar controles fitosanitarios, y, por intermedio de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia), diseñar genéticamente una planta de limón resistente a la HLB.

“Debemos trabajar en sinergia y solicitamos a entidades nacionales programas de solución y un paquete tecnológico para atacar la enfermedad, resarcir el daño u ofrecerles otra alternativa de subsistencia. Desde la Gobernación, atendemos aspectos sociales de los productores de cítricos de nuestro departamento”, enfatizó el funcionario.

Santos agregó que la Administración Departamental trabaja de la mano con los alcaldes, las Umatas y el Banco Agrario, entre otras entidades, para garantizar el cumplimiento de sus funciones, y en busca de una solución para los productores de cítricos.

El miembro de la asociación de agricultores de la zona oriental Agroribera, José Orozco, aseguró que la devastadora enfermedad HLB, producida por una bacteria transmitida por insectos, ha acabado con la mayoría de cultivos de limón de Ponedera y otros municipios.

“Yo tengo sembradas tres hectáreas y me preocupa porque se me están muriendo los árboles, se han ido  secando y dando frutos no aptos para comercializar. Es como si tuviera a mis hijos enfermos”, expresó.

El contralor delegado para Asuntos Agropecuarios, Gabriel Romero, dijo que el Ministerio Público vigila recursos nacionales por $335.000 millones, asignados durante el primer semestre de 2019 al ICA. Dentro de este rubro –afirmó– indaga cuánto se ha destinado para atender las dificultades que expusieron los citricultores del Atlántico, debido a la enfermedad.

“El Gobierno nacional, a través de representantes del ICA y Agrosavia que asistieron a la mesa,  escuchó las inquietudes. Esperamos que ellos las lleven a sus instituciones. Nosotros haremos seguimiento a la respuesta y políticas dirigidas al  Atlántico y sus citricultores. La Contraloría percibe buena fe del Gobierno, pero continuaremos vigilantes”, reiteró.

El alcalde de Santo Tomás, Luis Escorcia, aseguró que la situación es dramática y de orden nacional, teniendo en cuenta que su municipio es el tercer productor de limones en Colombia y, hasta el momento, se registran por lo menos 350 hectáreas de cultivos devastados.

“Queremos recordarle al ministerio de Agricultura que Santo Tomás producía de 50 a 60 toneladas diarias de limones y actualmente solo obtiene seis. En el interior del país, solo se produce el fruto de noviembre a abril, así que habrá escasez en invierno, porque municipios como el nuestro no tendrán posibilidades debido a esta enfermedad”.

La procuradora para asuntos Agrarios y Ambientales, Mónica Gómez, también estuvo presente y manifestó que conoce la situación hace quince días, por lo tanto iniciará una atención inmediata del Ministerio Público a la situación de los productores de cítricos del Atlántico.

“Inicialmente, se requiere información base de las Alcaldías, porque solo se maneja hasta el segundo periodo del año pasado. Así, con fundamento requeriremos a entes departamentales y nacionales, plantearemos soluciones a esta situación, que puede ser más grave si se deja avanzar”, aseguró.

ASESORÍA DE COMUNICACIONES

GOBERNACIÓN DEL ATLÁNTICO