La Vivienda Gratuita le cambió la cara a Campo de La Cruz

$9.885 millones de pesos destinó el Gobierno Nacional y la Gobernación del Atlántico para cumplirle el sueño de tener casa propia a 200 familias afectadas por la ola invernal, víctimas de desplazamiento forzado y en condición de pobreza extrema del municipio de Campo de La Cruz.
Las llaves y escrituras de las 200 casas de la urbanización El Triunfo fueron entregadas a los beneficiarios del Programa de Vivienda Gratuita Fase II, que llevará 22 mil soluciones habitacionales totalmente gratuitas a más colombianos en condición de vulnerabilidad en todo el país.
“El mensaje que les queremos transmitir desde el Gobierno Nacional es que queremos trabajar por un país con muchísima equidad, un país construido para todos los niños de Campo de La Cruz y del Atlántico. Después de la ola invernal, este fue uno de los municipios más afectados, y hoy es un nuevo comienzo para cada una de sus familias. Estas casas se las debemos a la generosidad de cada uno de los colombianos que financia impuestos para la construcción de un país con más equidad”, expresó el viceministro de vivienda, Víctor Saavedra.
De las 200 casas gratuitas entregadas en Campo de La Cruz, 132 son de tipo unifamiliar y 68 bifamiliar, cada vivienda tiene un costo aproximado a los $50 millones de pesos, un área de 58,2 m2, y cuentan con 2 alcobas, 1 baño, sala comedor, cocina y lavadero.
Entre los compromisos que asumen los nuevos propietarios de las viviendas gratuitas se destaca: no arrendar ni vender su vivienda antes de 10 años desde su adquisición, respetar el manual de convivencia de la urbanización, así como cumplir las normas básicas ciudadanas, pagar de manera oportuna los servicios públicos y demás obligaciones tributarias y contractuales asociadas a la vivienda, mantener la vivienda en buenas condiciones de habitabilidad y salubridad, no realizar modificaciones y construcciones adicionales sin contar con las licencias urbanísticas y permisos correspondientes, entre otros.
“Hay una responsabilidad que la gente adquiere con estos proyectos. Hemos tenido muchos problemas, porque la gente cuando vive en una casa de estas tan bonita a veces hay problemas, pero si hay reglas del juego claras todo sale bien y eso es lo que queremos. Que todo el mundo ponga de su parte para que haya ese manual de convivencia”, puntualizó el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa.
Uno de los compromisos asumidos por la comunidad es el de denunciar cualquier acto ilícito que ponga en riesgo la convivencia y seguridad de los habitantes de los proyectos de vivienda gratuita, y se espera que con el nuevo decreto que permite decomisar y destruir las sustancias ilegales halladas en espacios públicos, se elimine el microtráfico y el consumo de drogas.
“Estas viviendas son muy acogedoras y a partir de ahora vamos a trabajar para encontrar buenos vecinos porque nuestro propósito es el de vivir en armonía. Aquí hay bastante gente que les gusta compartir”, expresó María de Rosario León, beneficiaria del programa de Vivienda Gratis.
Grupo de Comunicaciones Estratégicas
Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio

¡Cambiamos vidas!

36total visits,3visits today