Logros del 2018 y retos de Transmetro para el 2019

*La cifra récord de usuarios movilizados, la disminución de la accidentalidad, las obras civiles entregadas, la puesta en marcha de los programas SúbeT y TransportArte; así como las participaciones nacionales e internacionales, hacen parte de los aciertos del Sistema durante el 2018.
*La integración del transporte público, la ampliación de la flota en operación y de la estación Joe Arroyo, son los principales retos del 2019.  

El 2018 fue un año de especial importancia para Transmetro. Los resultados obtenidos se dieron gracias a un mayor acercamiento con los usuarios, que permitió conocer mejor sus necesidades y planear la prestación del servicio de forma más asertiva. En el nuevo año los retos continúan.

Nuestra promesa de valor en el 2019 seguirá siendo la misma: ser la mejor opción para movilizarse dentro del territorio metropolitano, en aquellos lugares donde Transmetro sirve; y eso significará que trabajaremos permanentemente, muy cerca de los usuarios, y controlando la calidad del servicio que ofertan nuestros concesionarios. Estaremos pendientes del mantenimiento preventivo y correctivo de nuestra flota, al tiempo que fortaleceremos el estado de nuestras estaciones”, afirma Ricardo Restrepo, gerente.

Los aciertos
El histórico récord de usuarios movilizados es el logro más destacado del 2018. Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre, el Sistema de Transporte Masivo de Barranquilla y su área metropolitana registró 39.837.633 validaciones, que representan un crecimiento del 3% frente al año 2017 (38.826.766 pax). El mes de octubre fue el pico más alto en cifras de personas transportadas en un mes, durante los ocho años de operación, con un total de 3.703.948.

La consecución de este objetivo obedece a la optimización de la operación. En el 2018, Transmetro implementó en hora valle las dos (2) rutas expresas R10 y S10, que solo circulaban en hora pico; prestó servicios troncales desde las 4:45 a.m.; mejoró los horarios de circulación de rutas troncales y alimentadoras, de acuerdo con la demanda, lo que disminuyó los tiempos de espera de los usuarios; se adicionaron rutas auxiliares en Soledad, en hora pico. Además, entraron en circulación tres (3) nuevas rutas alimentadoras: A5-4 San Antonio, A5-5 Manantial, y la ruta turística El Gran Malecón. Por la temporada decembrina se activó la Ruta Navideña.

Adicionalmente, el Sistema tuvo una participación relevante en la movilidad de ocho (8) destacados eventos de ciudad, como lo fueron los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, competencia internacional para la que se dispuso tres (3) rutas expresas al mismo número de escenarios deportivos, adicionales a las habituales. Así mismo, los servicios especiales para todos los partidos del Junior, durante el año, garantizaron el desplazamiento de los aficionados. La operación para eventos culturales como el Carnaval de Barranquilla y Sabor Barranquilla también influyeron en el significativo crecimiento de personas transportadas.

Además, la creación del programa SúbeT, y su puesta en marcha desde el 1 de junio de 2018, contribuyó al mejoramiento del comportamiento de las personas que utilizan el Sistema, con la participación de guías que orientan y forman colectivos de usuarios en la Cultura Transmetro, además de velar por el cumplimiento de principios y normas. Los resultados se vieron reflejados, especialmente, en la disminución de la tasa de evasión de un 5% a un 0.5%.

Para cumplir con las necesidades de los usuarios y la ciudad, Transmetro aumentó su flota en operación. Inició el 2018 con 242 vehículos y finalizó el año con 248 buses en circulación en día hábil; seis automotores adicionales de las tres tipologías: cuatro (4) articulados, un (1) padrón y un (1) busetón. De igual manera se destaca la compra de un busetón y un carrotaller por parte del concesionario Metrocaribe.

Los 13.462.191 kilómetros recorridos durante el 2018 reportaron cambios positivos en materia de accidentalidad, que se redujo significativamente en un 28%, pasando de 376 eventos en vía en el 2017, a 272 en el 2018.

Con el propósito de acercarse a los usuarios, Transmetro capacitó a los operadores en atención al cliente, con especial énfasis en personas con discapacidad.

En cuanto a planeación e infraestructura, el balance fue satisfactorio. En el mes de febrero de 2018 entró en operación el patio portal Nelson Pinedo, ubicado en Barranquillita, con un área total de cuatro (4) hectáreas, que contribuyó a tener un servicio más eficiente.

Otra obra entregada por Transmetro, y de gran impacto para la ciudad, fue la segunda etapa del par vial de la carrera 50, en marzo, que comprende desde la Murillo calle 45, hasta la carrera 55. Son 1.2 kilómetros de vías de 14 metros de ancho, que mejoran el flujo vehicular.

El traslado de las oficinas del Sistema, con nueva sede al norte de la ciudad, mejoró la infraestructura para la atención de necesidades propias del área administrativa.

El inicio de la ejecución del plan de recuperación integral de las estaciones también hace parte de las metas cumplidas en el 2018. Las estaciones del Sistema La Catedral, Parque Cultural, y Joaquín Barrios Polo / Estadio Metropolitano, fueron intervenidas en su totalidad para mejorar la calidad del servicio a los usuarios.

Las puertas de las estaciones se destacaron en las obras de mantenimiento preventivo y correctivo del año. El sistema de puertas consta de 258, que en el 2018 lograron ser arregladas antes de las nueve de la mañana. El personal de electrónicos y mecánicos encontró la manera de minimizar el desprendimiento de estas y durante el 2019 se estarán haciendo los ajustes necesarios.

En cuanto al aseo de las estaciones, las PQR’s recibidas con relación al tema disminuyeron alrededor del 50% frente al 2017, mejorando los índices de satisfacción de los usuarios, para lo que se invirtió en un aumento del personal a cargo y maquinaria requerida.

El arte y la cultura también tuvieron un rol importante para Transmetro como escenario de ciudad y nivelador social. En el año 2018 se logró, con el apoyo de entidades privadas y públicas, desarrollar el programa TransportArte ‘el arte nos une’, que permite tener una galería permanente a disposición de usuarios y visitantes, con tan solo pagar un pasaje. Además de convertir a Barranquilla en ser la tercera ciudad del país en tener arte en las estaciones de su sistema de transporte masivo, después de Cali y Medellín.

Como miembro de la Asociación Latinoamericana de Sistemas Integrados para la Movilidad Urbana Sustentable – SIMUS, y presidente del capítulo Colombia de esta asociación, Transmetro participó en la creación de la Propuesta de Política Pública y Financiamiento en Movilidad Urbana Sustentable – POMUS, que fue entregada al Gobierno Nacional en el 2018, de acuerdo con los retos que los sistemas de transporte masivo del país atraviesan.

En el año 2018 también tuvimos una participación muy importante a nivel internacional; asistimos a países como Alemania y Austria, donde tuvimos la oportunidad de compartir las experiencias que el Sistema de Barranquilla ha desarrollado para superar los retos que ha venido afrontando durante toda su operación, y en México presentamos nuestro programa SúbeT, que ha significado un impacto muy positivo en la cultura y el comportamiento de los usuarios en el uso del Sistema. Estas intervenciones nos permitieron exportar nuestra experiencia y al mismo tiempo adquirir y compartir un poco de las experiencias en ciudades que tienen más tiempo de haber desarrollado sistemas de movilidad urbana sustentable, como son los sistemas BRT, y nos amplían el espectro para una mejor planeación”, finalizó Restrepo, con relación a los aciertos de Transmetro durante el 2018.

Los retos

Uno de los grandes retos que afronta la ciudad en el 2019 es el mejoramiento de la movilidad en todas sus dimensiones, lo que significa para Transmetro liderar la integración del Transporte Público Colectivo con el Sistema de Transporte Masivo de forma tal, que antes de cerrar el primer semestre del año 2019 se puedan tener laboratorios de integración entre rutas del TPC y Transmetro, con un solo medio de pago y recaudo.

El incremento en la cifra de usuarios transportados en el 2018 es muy significativo para el Sistema, porque desde el año 2015 presenta un constante crecimiento. Para el 2019 continuará la programación de 18 buses más, que hacen parte del remanente de la flota disponible para operación, con el fin de optimizar las rutas alimentadoras existentes o atender la necesidad de posibles rutas nuevas. Además, la consolidación del programa SúbeT a la Cultura Transmetro.

En consecuencia con el crecimiento del número de usuarios, el gran desafío en materia de infraestructura es la ampliación de la estación de retorno Joe Arroyo dentro de la misma área del lote. La plataforma de 1.500 m2 pasará a ser de 3.000 m2, que ayudará a tener mayor capacidad de personas. Se construirá un segundo piso donde estará el centro de control de la operación, y otros espacios para beneficio de los usuarios.

Este proyecto aprobado por el Ministerio de Transporte en el 2018 tendrá una inversión de alrededor de los 7.000 millones de pesos, con un tiempo de ejecución aproximada de seis meses, que se espera cumplir en el 2019. La remodelación de Joe Arroyo servirá como enlace para los nuevos proyectos de integración del transporte público.

Finalmente, la continuación del plan de recuperación integral de las estaciones del Sistema también hace parte de los retos del nuevo año para la satisfacción de los usuarios de Transmetro.

15total visits,1visits today