Minvivienda socializó en comisión séptima del senado proyecto de ley de vivienda y hábitat

Facilitar el acceso de los hogares al crédito hipotecario, promover la planificación y ordenamiento del territorio y racionalizar y digitalizar los trámites para la construcción de vivienda, son los tres pilares de la Ley de Vivienda y Hábitat que fue radicada ante el Congreso el 02 de noviembre y que hoy fue socializada por el ministro, Jonathan Malagón, ante la comisión séptima del Senado.

“Queremos disminuir el bajo nivel de la propiedad de vivienda en Colombia, y una de las razones de este bajo nivel es la poca profundización de los créditos hipotecarios, hoy el 43% de las familias vive en arriendo, duplicando el promedio de América Latina.  También estamos en crisis de planeación territorial, un total de 853 municipios tienen el Plan de Ordenamiento Territorial desactualizado”, explicó el jefe de la cartera de Vivienda.

“El proceso constructivo en el país es complejo, para sacar una licencia de construcción se necesitan 20 trámites y, por ejemplo, en Chile se requieren 5, esto hace que la Vivienda de Interés Social tenga sobrecostos de hasta un 10%, que al final termina pagando el usuario”, agregó.

En diálogo con los senadores, el ministro Malagón explicó cómo la ley pretende atacar estas realidades que enfrenta el sector de la construcción en el país.

Para que las familias tengan más acceso a créditos hipotecarios se flexibilizarán los parámetros de la vivienda social y prioritaria y se crearán figuras como la hipoteca inversa.

“Nuestra propuesta es que se quite esa restricción de que la familia tenga que dar la cuota inicial del 20% y que, si demuestra capacidad de pago, pueda pedir un crédito por encima del 80% en un modelo que funcione similar al leasing. Además, ampliaremos los plazos máximos del crédito hipotecario para que las familias elijan si lo quieren extender a 10, 15, 20 o hasta 35 años”, aseguró el líder del Ministerio.

“En cuanto al precio de la vivienda social, proponemos que nos den la facultad de reconocer que existen grandes diferencias en el valor del suelo en Colombia y, que si el suelo no cuesta lo mismo, la vivienda no puede costar lo mismo, manteniendo los topes pero reconociendo que no pueden ser iguales en todas las ciudades”, puntualizó.

El jefe de la cartera de Vivienda también explicó que las personas que reciben subsidios de vivienda tienen que habitar estos inmuebles durante 10 años y la propuesta del Ministerio es reducir ese tiempo a 5 años.

En cuanto a la hipoteca inversa, expuso que da la posibilidad a las familias que llegan a la tercera edad sin una pensión pero con una vivienda propia, de seguir disfrutado su casa pero entregando la titularidad al mercado financiero una vez fallezcan a cambio de una pensión.

“Tener un techo sin tener un ingreso no salva a la familia de la pobreza, por eso queremos volver la vivienda un elemento de aseguramiento para la vejez”, aseveró el ministro Malagón.

En cuanto a los Planes de Ordenamiento Territorial, la intención de la Ley es que, a 2025, ya estén actualizados en todo el país con asistencia técnica del Ministerio, y que los municipios de categoría más baja que no tienen cómo financiar algunos de los elementos más caros, puedan ser acompañados financieramente por el Gobierno Nacional.

Con respecto a los trámites constructivos, se pretende crear un sistema de información transaccional, en donde se consolide toda la información en tiempo real, eliminando algunos trámites y digitalizando otros.

“Estoy muy contento de haber venido a esta comisión que tiene una merecida fama de estudiar los proyectos. Quiero que tengamos un trámite de esta ley que sea constructivo, esta es la primera socialización que hacemos en el Congreso y soy optimista al pensar que lograremos sacar adelante una ley que nos ayude a resolver estas realidades”, concluyó el Ministro de Vivienda, Jonathan Malagón.

Grupo de Comunicaciones Estratégicas
Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio

  

El futuro es de todos

17total visits,1visits today