Primera infancia del Distrito se tomó el Romelio Martínez con “Jugando por Mi Salud”

Cerca de 2.000 niños pertenecientes al programa distrital de Primera Infancia saltaron a la cancha del estadio Romelio Martínez, como todas unas estrellas, para demostrar sus habilidades jugando la peregrina, brincando la cuerda y bailando el ula ula, como parte de las actividades del proyecto ‘Jugando por mi salud’ que promueve la actividad física como prevención de obesidad en esta población.

La jornada contó con la asistencia de la primera dama del Distrito, Katia Nule, y la participación especial del arquero del Junior, Sebastián Viera, y el director técnico del equipo rojiblanco, Julio Comesaña, quienes se dejaron contagiar de estos juegos y acompañaron a los niños en una jornada donde la diversión no tuvo límites.

“Desde que llegamos a la Alcaldía de Barranquilla nos metimos a trabajar fuertemente por la primera infancia, ellos son el presente de la Capital de Vida, y en esta tarea de atenderlos integralmente venimos haciendo equipo con los padres y educadores de los CDI. Con esta estrategia buscamos que a través del deporte y los juegos tradicionales tengamos niños más activos y menos dependientes de un celular, de la televisión o de la tecnología, y así contribuir a su salud”, señaló la primera dama.

La programación de esta jornada incluyó un espectáculo musical dirigido, diferentes estaciones con circuitos de juegos tradicionales y la entrega de balones de fútbol y mochilas con herramientas para juegos físicos, para que cada niño, en su casa, se mantenga activo.

El director técnico del Junior, Julio Comesaña, aprovechó la ocasión para recordar su época de niñez: “Yo fui un niño muy activo, jugando en la calle, siempre rodeado de mi familia, algo que es fundamental para el crecimiento y desarrollo de los niños, es importante que después de una buena alimentación y educación los niños practiquen algún deporte, eso ayuda mucho a la salud”.

El secretario distrital de Gestión Social, Santiago Vásquez, y la directora del programa de Primera Infancia, Patricia Vargas, también se integraron a las actividades y celebraron el interés y aceptación que ha tenido la estrategia en los niños y sus familias.

“Jugando por mi salud es un proyecto de sensibilización con los padres y cuidadores sobre la importancia de la actividad física. Llegamos a los centros de desarrollo infantil y a algunos parques, para que a través de actividades recreativas y jornadas físicas los niños compartan con sus familias. Nos alegra que recibieran la estrategia de manera positiva, y que en muchos hogares se estén reforzando estas actividades”, afirmó Vargas.

Este proyecto se da en el marco del Convenio 00242 de 2019 suscrito entre el Distrito de Barranquilla y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, y es pertinente con la Política Pública de Primera Infancia, la cual tiene como acción dentro de la línea estratégica coordinar intersectorial e interinstitucionalmente la implementación de las estrategias dirigidas a promover la salud y estilos de vida saludables en los más pequeños de la familia, y el mantenimiento y mejoramiento de las condiciones de salud y del entorno.

“Los índices de obesidad en los niños han aumentado y qué mejor manera de prevenirla que haciendo un rescate de todos estos juegos tradicionales con los que crecimos, como saltar la cuerda, ula-ula, la peregrina. Nuestra invitación es a que también sean aprovechados todos los parques que han sido recuperados por nuestro alcalde Alejandro Char para practicar alguna actividad física, y mejor si es en familia”, concluyó el secretario de Gestión Social.