Señores del gobierno no más mentiras. hemos convivido con el déficit fiscal sin sobresaltos a pesar de las crisis financieras mundial

Por: Jorge Vergara Carbó

Señores Parlamentarios en el debate a darse en el proyecto presentado por el gobierno llamado “Ley de Financiamiento” es bueno que le pregunten al Ministro de Hacienda que les explique ¿cómo el país ha podido sobrevivir sin sobresaltos en los últimos 20 años, con porcentajes de déficit fiscal superior al -2.4%?.

En el gráfico que anexamos, se puede apreciar el % del déficit fiscal con relación al PIB del país, del año 2-001 al 2-017. En todos esos años hemos tenido un déficit fiscal, para resolverlo se han aprobado alrededor de ocho reformas tributarias sin lograr conseguirlo, lo que se ha constituido en costumbre para el gobierno de turno que apenas llega lo primero que hace es presentar al Congreso una nueva reforma tributaria para solucionar el déficit y a pesar de ello, seguimos con un déficit fiscal.

¿CUÁL FUE EL COMPORTAMIENTO DEL DÉFICIT FISCAL EN LOS DOS  GOBIERNOS DE URIBE Y  EL DE SANTOS?

En el gobierno de Álvaro Uribe (2.002-2.009), el déficit oscilo entre el -5.1% en el año 2.002 y, el -4.1% del año 2.009, final de su gobierno que lo entregó con un déficit de $20.7 billones. El presidente Santos(2.010-2.017)  presento al congreso la Regla Fiscal  aprobada en el año 2.011, desde el inició de su mandato al recibir un déficit del – 4.1%, lo fue bajando año a año hasta llevarlo a niveles del -2.3%, para después incrementarlos por las negociaciones de paz, en los años 2.015 al 2.017, entregándole al presidente Duque un déficit manejable del -3.1% del PIB, en el año 2.018 y, en el 2.019, llegar al -2.4%, con un faltante por financiar de $14 billones. Me pregunto porque tanto escándalo por un déficit de $14 billones, si todos estos últimos 20 años, hemos sobrevivido sin sobresaltos con el déficit y vivido varias crisis financieras mundial  sin causar tanto traumatismo.

¿No cree señor presidente Iván Duque y señores parlamentarios, que está bueno de tanta mentira y tantas campañas mediáticas para seguir engañando al pueblo, como lo hicieron en el plebiscito y en la campaña política para hacerse elegir?.

¿CÓMO SE PUEDE  FINANCIAR EL DÉFICIT DE COLOMBIA?

El déficit se puede financiar de diversas maneras: una es aumentando los ingresos del Estado. Lo que debe implicar un análisis de los recaudos, su comportamiento, sus fugas y ver antes de decidir aumentar los impuestos si se pueden incrementar los ingresos por la recuperación de cartera y por disminuir los porcentajes de evasión – elusión en los impuestos de renta y complementarios, como el del IVA y el de comercio exterior e igualmente determinar si las sanciones existentes a los evasores son suficientes para evitar que sigan defraudando al Fisco nacional.

Lo que tenemos que hacer presidente Duque, es recaudar más del 15.6% del PIB, que hoy tenemos para llevarlo por lo menos a los niveles del 22.7%, ya que los de la OCDE son del 34.3% del PIB,  los Estados Unidos 26%, Japón 32%  y Europa 40% del PIB.
En un escrito que publicamos en “Rueda La Prensa” el 4 de octubre de este año que titulamos “El Déficit Fiscal en Colombia” afirmábamos que ese déficit es producto de las exenciones, deducciones, y la evasión y elusión tributaria que del 2.010 al 2.017, pasaron de $33.4 billones (6.2%PIB) a $59.3 billones (6.4%PIB).

¿A CAMBIO DE QUE CONCEDEMOS PREBENDAS TRIBUTARIAS?

Una de las fallas de nuestro sistema tributario es que concedemos beneficios a determinados sectores sin que de antemano hayamos firmado acuerdo alguno de la contraprestación que deben brindarnos los beneficiados de esas exenciones, deducciones  y subsidios que tienen un costo fiscal alto de $80.4 billones, incluyendo los $57.5 billones que dejamos de facturar por exenciones del IVA. Si incluimos los recursos de la evasión-elusión-fuga de capitales que suman $43.2 billones, llegamos a un total de $123.6 billones. Estas exenciones y deducciones se dan así: A las personas jurídicas sin ningún compromiso de parte de ellos ,  le entregamos anualmente $13 billones, por exención del IVA perdemos $4.9,  por tarifa del 5% del IVA perdemos $3,2 billones, por exclusión del IVA$57.5 billones,  por estabilidad jurídica $1.5 billones,  por régimen especial zonas francas $1 billón, por activos fijos $2.5 billones, por evasión del IVA $9.6 billones según la misma DIAN que dice que la evasión es del 23.6%, por evasión de renta $29.6 billones según la OCDE,  por fuga de capitales $4 billones .

Eso lo sabe el gobierno y los parlamentarios pues estas cifras están plasmadas en un documento elaborado por el Ministerio de Hacienda y  la DIAN, el cual presentan anualmente a las Comisiones económicas del Congreso en el mes de abril  como lo determina la Ley 819 de 2.003, en cuyo documento aparecen los montos que dejamos de recaudar por diversos motivos.

¿PRESIDENTE DUQUE TIENE DE DONDE CONSEGUIR RECURSOS PARA SOLUCIONAR EL DEFICIT Y DOTAR DE RECURSOS A LA EDUCACIÓN?


Presidente Duque, tiene de donde conseguir recursos para la educación y para cubrir el déficit sin tener que ponerle IVA a toda  la canasta familiar, ni poner a tributar a los que  devenguen $31 millones al año y mucho menos gravar las pensiones a partir de $4.8 millones, como tampoco gravar con el 18%, los insumos del campo colombiano y la vivienda de interés social.

Se le olvida al presidente, que el año entrante recibirá ingresos adicionales por parte de Ecopetrol por  sus utilidades que se incrementaran significativamente este año, por el precio promedio del petróleo de US$74.44 y por los impuestos que debe pagar. Por esos conceptos podríamos estar hablando de $4 billones. A lo anterior habría que sumarle los mayores ingresos que se tendrían por el crecimiento de la economía en un 2.6 o 2.7% de este año, impuestos que se pagan el año entrante.

¿NO EXISTE EVIDENCIA EMPIRICA QUE DEMUESTRE QUE DISMINUIR LA CARGA TRIBUTARIA A LAS EMPRESAS GENERA EMPLEO?

No es cierto lo que dice el gobierno que para solucionar el déficit tenemos que gravar a las personas naturales y bajarle la tasa del 33% al 30% a las empresas para generar empleo. Esto lo hemos hecho, aprobamos la ley 100/93 , modificamos las horas extras y recargos dominicales y festivos, eliminamos la mesada número 14 a los pensionados  y nunca se generó empleo formal adicional, seguimos con una informalidad en el empleo del 48% a nivel nacional y en la Región caribe la informalidad es del 55% en promedio. Lo hicieron Bush, Ford y ahora Trump en los Estados Unidos sin resultado alguno. Hoy el desempleo en los Estados Unidos es del 4%, sin necesidad de bajar los impuestos. No hay evidencia empírica que demuestre que al bajarles los impuestos a los empresarios se ha generado empleo. Si bien la tasa impositiva de Colombia para las empresas es alta teóricamente 33%, al compararla con las tasas efectivas  del 21% de los Estados Unidos, y la media de la Unión Europea que es del 22.9%, o la de Brasil que es del 27.5%, o la de  Francia y Bélgica  el 35%, nuestra tasa efectiva al deducirle las exenciones, deducciones y subsidios es cercana al 25% o inferior.

Por ello la baja capacidad de recaudo con relación al PIB, que es de solo el 15.6%, cuando España que es el más bajo de Europa recauda el 32.5% del PIB.

El empleo se genera por la actividad económica que se desarrolla en un país, si la economía crece se genera empleo, si la economía se estanca o crece poco, no se genera empleo, es así de sencillo. Los empresarios son negociantes no son filantrópicos de generar empleo porque le bajaron los impuestos, esa rebaja lo que les sirve es para incrementar sus utilidades y reinvertir esos recursos no en la empresa sino en otros sectores que le generen rentabilidad adicional que nada tienen  que ver con su negocio. Un empresario no monta su negocio basado en exenciones o deducciones tributarias nacionales y territoriales, lo monta porque considera que su inversión donde la vaya a localizar contará con una infraestructura adecuada, mano de obra preparada, buen nivel de educación, buenos clubes sociales y sitios de esparcimiento, buenos y económicos servicios públicos domiciliarios, buena movilidad, buen puerto y aeropuerto, un buen sistema de justicia, buenas universidades y por supuesto una demanda interna y externa para sus productos, y que prevalezca la seguridad y el orden público que debe garantizarlos el Estado.

La otra alternativa es financiarlo como se ha venido haciendo a través de la deuda externa e interna, hasta el punto que hoy la tenemos en US$120.000 millones, en lo corrido del año, el 37.3% del PIB, porcentaje que sigue siendo manejable. Los países europeos tienen su deuda por encima del 80%, y los Estados Unidos en el 107%.

Pero también podemos aumentar los ingresos eliminando una serie de prebendas que le hemos entregado a sectores económicos que no necesitan de ese apoyo y, en especial a las multinacionales con los benditos contratos de seguridad inversionista, como a las empresas ubicadas en la Zonas Francas y por  gravar los dividendos financieros con tasas que oscilan entre el 5 y 10%, cuando deberían ser del 20%, como en otros países de la OCDE y en los Estados Unidos. También debería fijarse una tasa del 2.5%, a los patrimonios igual o superiores a los $3.200 millones, tal como lo fijan en España.

La otra forma, es por el lado del gasto. Disminuirlo no es fácil por las incidencias que tiene sobre el empleo y la economía, sobre todo en estos momentos cuando el gasto de las familias ha disminuido lo que podría frenar de no compensarse con inversiones u otros gastos la economía impidiendo alcanzar la meta establecida para el año entrante.  Por ese motivo la Junta Directiva del Banco de la República modifico la tasa de crecimiento del 2.7% al 2.6%, este año. Lo normal es que se disminuyan las inversiones o se contraigan algunos gastos que son inoficiosos.

El presidente Duque se ha propuesto disminuir en $6 billones en sus cuatro años, el gasto público recortando las nóminas paralelas, viáticos, seguridad y otros gastos.

NO MÁS MENTIRAS SEÑOR ´PRESIDENTE Y CONGRESISTAS SANCIONEN CON CARCEL LA EVASIÓN –ELUSIÓN, FUGA DE CAPITALES – EL LAVADO DE DINERO Y ELIMINEN VARIAS EXENCIONES Y DEDUCCIONES Y TENDREMOS RECURSOS SUFICIENTES PARA LOS PROGRAMAS SOCIALES.

 

 

Barranquilla, Noviembre 16 de 2.018.

 

100total visits,1visits today