“Si queremos garantizar entornos seguros en el hogar a nuestros niños, tenemos que empezar por garantizarlo a las madres”: concejal Carbó

El concejal de Barranquilla, Ramón Ignacio Carbó Lacouture manifestó que “si queremos garantizar el derecho que tiene nuestros niños a vivir en un entorno seguro, tenemos que empezar por garantizar el derecho de las madres a no ser agredidas al interior de sus hogares”.

Al referirse al incremento de casos de feminicidios y de violencia contra las mujeres en la ciudad, el concejal del Partido Liberal afirmó que “es necesario replantear las acciones contempladas en la política de la mujer y equidad de género en Barranquilla, o de lo contrario va a ser muy difícil garantizar esos derechos”.

Precisó que la gran mayoría de las causas de que los niños estén en las calles expuestos a los peligros, es que huyen de hogares en donde lo único que ven es como sus madres son violentadas por sus parejas.

“En las últimas 48 horas tres mujeres fueron asesinadas. En el 2018 fueron asesinadas 19 y en lo que va del año, que apenas estamos en abril, ya van 25 mujeres asesinadas en Barranquilla y su área metropolitana”, agregó Carbó al referirse a las estadísticas que muestran un notorio incremento de esta problemática en la ciudad.

En opinión de Carbó Lacouture, “da tristeza escuchar el Procurador General de la Nación cuando habla de que Barranquilla es la cuarta ciudad del país con más mujeres asesinadas. Eso no puede estar pasando en una ciudad que se proclama como la capital de vida”.

“No podemos permitir que la política pública de la mujer esté engavetada. Tenemos que revisar la ruta de atención a las mujeres violentadas porque desafortunadamente muchas veces son doblemente vulneradas cuando van a poner la denuncia y el mismo fiscal que está atendiendo el caso le dice que para qué, que se regrese a su casa a arreglar la situación con su marido”, indicó el concejal Carbó.

Carbó se refirió a las cifras manejadas por las autoridades que muestran un incremento en los casos de mujeres violentadas. Mientras en el año 2017 fueron 1.115 casos de violencia intrafamiliar, en el 2018 pasó a 1.282 casos.

Ramón Ignacio Carbó recordó que en tres oportunidades la plenaria del concejo de Barranquilla ha aprobado una proposición presentada por él para hacer un debate a la aplicación de la política pública de la mujer y equidad de género, lo que desafortunadamente no se ha podido llevar a cabo.

“Por eso estoy anunciando que, desde el primero de junio cuando comiencen el periodo de sesiones ordinarias, presentaré por cuarta vez la proposición para realizar el debate de control a esa política pública en el que participen amplios sectores y organizaciones con el fin de que no siga siendo letra muerta”, expresó.