Tercera Crónica: Varadero y la Vieja Habana

Salimos de La Habana el domingo 28, a las dos de la tarde en una van contratada, llegando a las cuatro al hotel donde íbamos a pernoctar hasta el mediodía del martes 30.

  • En el recorrido a Varadero, pasamos primero por las playas del Este bien hermosas y a media hora de la capital. Después  por la ciudad de Matanzas donde está el puerto principal que tiene  una profundidad de 600 metros, lo que le permite al puerto recibir todo tipo de embarcaciones. Apreciamos la perforación de   los distintos pozos petroleros que actualmente se están haciendo en forma horizontal para extraer el petróleo que se encuentra en el fondo del mar, desde la costa Norte de la isla, concretamente en   “Boca de  Marioaca en la Provincia de Matanzas” siendo el más profundo de Latinoamérica y El Caribe ya que llegarán hasta 8.2 kms de profundidad. La ventaja de este sistema es que ahorra costos al no necesitar de plataforma marina. Igualmente siguen explotando pozos viejos  con equipos de principios de siglo u antes, los del martillo. Cuba recibe petróleo de Venezuela, Argelia y Rusia con contratos de suministros que implican prestación de servicios médicos en el caso de Venezuela y Argelia. Con Rusia, Canadá y Australia se tiene un plan de explotación conjunta. En esa zona también se encuentra  una central térmica, una refinería de petróleo y de gas, el puerto petrolero de matanzas con sus tanques de almacenamiento.
  • Sobra decir que en el carro que nos transportamos es de propiedad del gobierno cuyo conductor gana de acuerdo a los viajes que realice, un promedio de $30CUC mensual.
  • En los taxis de color amarillo que utilizamos para visitar sitios especiales al igual que las mototaxis son del gobierno, quien les cobra a los taxistas una tarifa de $40CUC diario y a los mototaxis $25CUC. El gasto de gasolina como la reparación del automotor corre por cuenta del conductor.
  • Hay otro medio de transporte que es privado y son los carros de modelo de los años 30 al 60. Son una joya, algunos convertibles que cobran $35CUC la hora y tienen una gran demanda. Muchos tienen aire acondicionado y todos están en buen estado. Definitivamente los cubanos son ingeniosos para mantener esos carros circulando inclusive hacer viajes largos.

En La Habana pernoctamos en un hostal que es privado y al igual que los taxistas privados tienen su licencia y pagan sus impuestos. La otra actividad privada es la inversión hotelera principalmente por las cadenas españolas de Melía-Iberostar-Be Live y Barceló que desde hace 25 años vienen invirtiendo y este año aspiran a invertir unos mil millones de euros, en hoteles emblemáticos mediante la reconversión de edificios históricos en mal estado en todo el país. El personal que labora en los hoteles privados o públicos son seleccionados por Agencias Empleadoras que pertenecen al gobierno, una de ellas es la poderosa como la llaman “GAESA” que pertenece a las fuerzas armadas y otra empleadora es CIMEX. El contrato de trabajo es con el gobierno a través de esas agencias de empleo qu le pagan en promedio un salario de $24 CUC, sin incluir propinas y ellos por lo menos le cobran a los hoteleros el triple o doble de lo que gana cada trabajador. Para que tengan una idea del costo de una habitación de un hotel cinco estrellas en La Habana como el de “la Gran Manzana” ubicado en el sector Prado, tiene un costo por noche de  $426 CUC y una suite $1435 CUC. Hay  inversión extranjera en ciertos campos como gas, refinerías e investigación para el cáncer con dos empresas estadunidenses.

Todas estas actividades privadas han llevado a una propuesta de reforma Constitucional que se está discutiendo para permitir la propiedad privada en los negocios y una mayor apertura para la economía y los ciudadanos. Esperamos que esa reforma sea aprobada lo antes posible para el bienestar del pueblo cubano.

Una vez registrados en el hotel y ubicados en los respectivos cuartos, fuimos a disfrutar de sus instalaciones y dirigirnos después a sus playas cristalinas aunque un poco fuertes por la brisa que soplaba. Lo interesante del hotel son los espectáculos que presenta diariamente entre ellos uno que nos encantó el de unas cantantes líricas quienes presentaron un show espectacular similar al que se presenta en los mejores teatros de Europa. También presentan a un pianista de alto nivel y tres chicas tocando el violín en forma magistral y por ultimo un grupo de baile maravilloso que presentan varias comedias musicales. Pero no todo puede ser bueno, la comida a pesar de ser bufet deja mucho que desear al igual que la preparación de los cocteles. Hacen falta unos buenos chef y barman o cocteleros como le llaman en Cuba. Lo peor y desesperante la comunicación con el exterior, es pésima. Usted tiene que comprar una tarjeta y con esa tarjeta esperar comunicarse cuando lo logra al instante se vuelve a salir la señal. Para colmo solo puede comunicarse en el lobby.

Decidimos ir a conocer el pueblo de Varadero y lo encontramos bonito, todas sus casas bien arregladas , con buena pintura, centros comerciales, almacenes de artesanías, hoteles, restaurantes y un bar muy atractivo llamado Los Beattel, al igual que la casa del tabaco y del ron.

Después de caminarlo fuimos a la playa encontrándonos con un mar tranquilo, llano y sin olas y un verde como una esmeralda. Lo que nos indicaba que son mejores las playas de los hoteles viejos de Varadero que la de los resort que han construido en los últimos 25 años. Volví en esa visita a reencontrarme con el Varadero que conocí hace 23 años, el cual encontré bastante cambiado gracias a la inversión privada y a la legalización de los negocios de hostal que en ese entonces eran clandestinos pero que hoy están legalizados.

Una vez regresamos a La Habana descansamos un rato y al rato salimos rumbo a la parte vieja de la ciudad a visitar la plaza vieja y a tomar algunas fotografías alrededor del malecón y de los cañones que aún permanecen activos. Pasamos por el puerto donde estaba anclado uno de los tantos cruceros que visitan la capital de Cuba. Llegamos a la plaza vieja, diseñada en el año 1.559, con una arquitectura barroco cubana representada en el palacio del Conde de San Juan Jaruco y otra de Art Nouveau de inspiración Gaudiniana como lo es el palacio Cueto y el edifico de la Cámara oscura que tiene 25 pisos y desde cuya terraza se divisa gran parte de La Habana,  la cual consta de alrededor 1000 metros cuadrados con una fuente en el centro y dos esculturas una de ellas un gallo montado por una mujer con un trinche. Alrededor de la plaza similar a las plazas europeas se encuentran restaurantes, bares y cafeterías, entre ellos hay uno llamado Benny More, al cual no pudimos entrar por no estar en servicio a la hora que fuimos, lo que nos obligó a ir otro bar donde nos deleitamos con su mojito y la música de una agrupación musical con flauta, violín, bajo, batería, acordeón piano llamados” violines internacionales con sabor a charanga” que interpretaron entre otras la canción almendra y pare cochero y le compramos varios cd, con su interpretación.

En la noche en casa, después de disfrutar la comida que nos preparó Luisa y Manuel, pargo a la plancha con frijoles rojos, arroz blanco, ensalada de aguacate y malanga, como postre disfrutamos de  una  agradable tertulia la que nos permitió conocer y disfrutar los dotes artísticos de nuestro compañero de aventura Leopoldo Turizo, quién aparte de ser administrador de empresas, docente pensionado del Sena es un avezado compositor canto autor que cuenta con más de 40 canciones de su autoría muchas de ellas interpretadas por varios conjuntos vallenatos  como el de Ronualdo Brito( Tatuaje del Alma-muchachita), Jorgito Celedon y también le han grabado en Uruguay, México y otros países Latinos. Con guitarra en mano interpreto varias de sus canciones que a nuestro juicio deberían estar en manos de cantantes de talla mundial por su contenido como Julián Serrat, Cabas, Cepeda entre otros.

“Que ha cambiado en Cuba en estos 59 años, del triunfo de la revolución”. Diríamos que muchas cosas entre ellas lo logrado en materia de educación con cero analfabetismos y un 90% de educación superior, pero con un agravante se preparó a la gente pero no tiene donde desarrollar su potencial aprendido en las universidades o en las escuelas técnicas, además de desestimular el trabajo profesional por los bajos salarios que reciben que para muchos no supera los $20 CUC, dinero que no es suficiente para tener un nivel de vida adecuado. En salud, son unos de los mejores en el mundo hasta el punto que prestan sus servicios a otros países, a pesar de ser mal remunerados con $30 CUC, lo que les permite tener una tasa de mortalidad infantil similar a la de los países desarrollados del 4×1.000 y una esperanza de vida de 79 años que cada año se incrementa. En materia de vivienda continua con un déficit al cual hay que sumarle el deterioro de las viviendas actuales muchas de ellas en mal estado y en ruinas pero que antes la escasez y falta de dinero para mantenerlas las siguen viviendo. Cuenta con grandes avenidas y calles amplias todas pavimentadas y por supuesto la movilidad no es un problema por el reducido parque automotor aunque cuenta con un servicio público de transporte tipo Trasmetro. En cuanto a su economía es de las más pobres, producto del bloqueo económico por parte de los Estados Unidos lo que obliga a la tercerización aumentando los costos de todos los productos de importación como de exportación

Carecen de lo más importante de la libertad para expresarse y enterarse de lo que pasa en el mundo, es una sociedad atemorizada y incomunicada con sentimientos encontrados, de abrir la oportunidad de irse por lo menos el 40% de su población partiría buscando otros rumbos.

Fue una experiencia interesante la que vivimos en La Habana y Varadero, que seguiremos contándole en mi programa radial “Política Pública” 1040 am, Radio Tropical de la Cadena La Libertad.

La Habana, 31 de octubre de 2.018

49total visits,1visits today