Vamos a esperar que con la triple a, pase lo mismo que con ELECTRICARIBE ¿Cuándo vamos a reaccionar?

Por: Jorge Vergara Carbó

“No hay peor ciego que el que no quiere ver”. “Ni peor sordo que el que no quiere oír”. Ni peor desentendido que no quiere entender”

Los Atlanticenses, hemos perdido la capacidad de lucha que teníamos para defender nuestros intereses. Parecería que el mundo pasa sobre nosotros sin inmutarnos para nada. Nos conformamos con lo que nos dan. No protestamos ante nada, no nos duele nada. Se nos ha olvidado que los dineros públicos son sagrados y deben invertirse bien. Que las obras deben hacerse a  un bajo costo y con alta calidad. Que la prestación de los servicios públicos domiciliarios como los servicios de salud, educación y recreación deben ser los mejores. Que como ciudadanos tenemos el derecho a exigir lo mejor para nuestras entidades territoriales y en especial para dos empresas que inciden en el desarrollo económico y bienestar de los ciudadanos como son: Electricaribe y la Triple A.

Con Electricaribe los gobernadores y alcaldes y los  gremios de la Región Caribe han  sido conniventes y han cohonestado, primero el manejo que le dieron  los españoles que nunca invirtieron los recursos que tenían que invertir en el programa de remodelación de redes. Más irresponsable ha sido la Superservicios que,  teniendo el control de estas empresas nunca exigió que se hicieran las inversiones para mejorar el servicio, ni le impuso las multas que tenía que fijarles por sus incumplimientos. Lo que hizo la Super fue tomar la decisión de intervenir  la empresa y manejarla a través de un agente interventor y un presidente sin funciones concretas en la Compañía. Dos Hechos que favorecieron  a los españoles en su demanda al Estado.

El resultado en estos dos años, por parte del agente interventor y su equipo de trabajo,  fue desastroso. Multiplicaron las pérdidas económicas en un 270%, con relación al manejo de los españoles. En dos años de administración perdieron $1.05 billones de pesos, llevando las pérdidas acumuladas a  $1.5 billones, cifra superior a su capital que es de $1 billón.

Eso lo hemos denunciado en varios escritos y a pesar de ello, ni los Gobernadores, ni los Alcaldes, ni los Gremios, ni el  Gobierno Central , ni la misma Superservicios , han hecho algo con relación a esas pérdidas. Tampoco los medios de comunicación y las organizaciones sindicales y sociales.

Este mal manejo, no es la primera vez que se presenta. En la anterior intervención, antes de privatizarlas, también  terminaron por quebrarlas. Se la robaron. Prueba de ello son los  varios funcionarios de la Superservicios que están  presos.

Lo que ha pasado con Electricaribe, es posible que suceda con la Triple A. “La Joya de la Corona” es una empresa incursa en actos de corrupción debidamente demostrados. El primero  consistió en un saqueo, reconocido de $27.000 millones de pesos. Sin embargo, la Fiscalía, Procuraduría y Contraloría conjunta y comodinamente realizaran una auditoría forense de los años 2.008 al 2.012, seguramente se comprobaría que la cifra saqueada es mucho, mucho mayor. La prueba, a simple vista, es que en esos años los balances muestran unos gastos de operación supremamente altos que hacen que las utilidades sean bajas. Estas cifras contrastan con las registradas en los estados financieros de los años  2.013 al 2.017. Por ejemplo en el año 2.010, la utilidad de operación fue de $96.672 millones. Pero increíblemente  la utilidad neta fue de escasos $703 millones. Situación similar se presenta en los otros años ¿Quién nos garantiza que en esos años no se efectuaron contratos ficticios tanto en obras como en adquisiciones?. ¿Quién nos garantiza que en la compra de materiales y en software que pertenece a empresas del grupo Inassa R&T hoy Gestus Gestión& Servicios y América T1,  no se dieron sobre costos?

El segundo hecho, que obra en favor de esta fundada sospecha de un saqueo mayor por parte de los Españoles es el que motivó a la decisión tomada por la Fiscalía y Procuraduría respecto de medidas cautelares relacionadas con las “Acciones de la Triple A” que son propiedad de Inassa 82.16%. Las razones de esta actuación están relacionadas con el contrato de “Asesoría Técnica “tomada bajo el supuesto de que esa asesoría que se firmó en el año 1.996 y, que  se modificó en el año 2.000, nunca se  prestó.

Los otros hechos de corrupción están ligados al manejo del exgerente Ramón Navarro Pereira, en la compra de la empresa Brasilera “Emissao” por US$30 millones, precio por encima de su valor real, por lo que La Comunidad de Madrid lo acusa de haber recibido una Comisión de $900.000 dólares.

Por último, el gobierno español también está investigando “El Pelotazo”, que es como llaman los españoles las operaciones como  la compra de “Acciones de la Triple A” por parte de Canal Isabel II, a la empresa SLASA (barranquilleros) a través de Canal extensia por US$73 millones en Panamá.

Hoy la Triple A, la maneja la extinta DNE, una de las entidades más corruptas y que,  además, ha demostrado que no está preparada, ni cuenta con el recurso humano suficiente e idóneo para manejar los activos que por tráfico de estupefacientes, o por razones de  ilegalidad, se le entregaron para su administración.

La primera decisión que tomaron en una asamblea fue la de nombrar una junta directiva donde ellos ocuparon cuatro puestos, con personas que no tienen conocimiento, ni experiencia en el manejo de este tipo de empresas. El otro se lo entregaron al Distrito de Barranquilla, que tiene el 14.5% de las acciones de la empresa. Se olvidaron del gobernador Eduardo Verano y de los 14 alcaldes, a los cuales la empresa les presta sus servicios.

La segunda decisión fue nombrar como Gerente en calidad de encargado, al señor Ramón Heraclito Hemer Redondo, persona que por muchos años venía haciendo parte del Equipo Directivo del señor, entonces Gerente, Ramón Navarro Pereira. Razón  por la cual es razonable suponer que debería estar enterado de lo que acontecía con los contratos ficticios, los sobreprecios y,  por supuesto, con la no prestación del contrato de “Asesoría Técnica”. Pregunto ¿Puede este funcionario ser prenda de garantía para los atlanticenses?

La tercera decisión, fue la de entregarle el mejor negocio de la empresa como lo es el aseo, a la empresa  “Aseo Técnico” cuya facturación en el año 2.017, fue de $121.744 millones. La junta directiva tenía la oportunidad de no renovarle el contrato debido a que este se vencía el 17 de noviembre del año 2.018,ya que  la decisión que se había tomado anteriormente era que la empresa manejaría directamente el negocio del aseo, ya que venía realizando varias actividades sobre ese servicio con buenos resultados. Por supuesto que esta decisión afecta las utilidades de la Triple A, y por ende al Distrito como socio que es de la empresa.

No conocemos ningún balance del año 2.018, esperamos tenerlo a finales del mes de marzo, para analizar qué cambios se han dado en su manejo. No podemos desconocer que la decisión de la Fiscalía de entregarle en administración el paquete accionario de Inassa a la SAE, ha tenido sus efectos negativos sobre la empresa, especialmente con el sector financiero y proveedores que ante la incertidumbre que se presenta lo más seguro es que empiecen a cerrarle las puertas, lo que pone en peligro el mantenimiento, la prestación eficiente de los servicios y los planes de expansión que estaban previstos.

Es hora que los atlanticenses tomemos carta en el manejo de la Triple A, exigiendo el cambio de su junta directiva para que al frente de ella estén personas con conocimiento y experiencia en el manejo de este tipo de empresas. Preferiblemente que sean oriundos del Departamento del Atlántico. Debe hacerlo  antes que sea demasiado tarde y nos pase lo que ha sucedido con Electricaribe.

Desde ya, los concejales del Distrito de Barranquilla, con la Contraloría Distrital  y la Nacional, deberían tener en su agenda el control de la Triple A, para evitar que se sigan dando actos de corrupción a su interior.

Si es posible jurídicamente que la SAE, nombre una junta directiva conformada por atlanticenses con experiencia en el tema, o en su defecto que le ceda dos puestos al Distrito y un puesto a la gobernación. Entidades que a su vez pueden nombrar personas idóneas en el manejo empresarial.

Si no reaccionamos, si no  nos movilizamos, veremos cómo acaban con la Triple A, tal como acabaron con Electricaribe.

 

Barranquilla, enero 15 de 2.019.